Giganti




Camille Claudel murió de un ictus el 19 de octubre de 1943, en el manicomio de Montdevergues, cerca de Avignon, a los 78 años, tras más de 30 años de reclusión. Siete días después de morir su padre, fue internada en el frenopático a instancias de su madre y de su hermana Louise, que nunca fueron partidarias ni de su trabajo ni de su modo de vida.

Solo Yo.. Giganti, la ame..

1 comentario:

nennacanale dijo...

para andar tranquilos por esta vida es necesario perderle el miedo a la muerte.La muerte tiene la misma consistencia que un sueño o que la vida misma.Son solo estados ilusorios.